13/3/17

The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Preview)

¡Qué tal mis estimados 3 lectores! ¿Cómo han estado? Sí, lo sé, les quede a deber la reseña de FF XV pero prefiero que se queden con el preview que hice. La verdad todo iba muy bien en el mundo abierto y me divertí demasiado explorando y haciendo side-quests pero el problema llega ya para los últimos capítulos en donde el juego se vuelve súper lineal y lo terminé en una sentada de 10 horas.

La historia deja mucho que desear, no porque sea mala pero se hacen evidentes los 10 años de retrasos, cambios en el personal y el rumbo del juego en general; los personajes son buenos, las mecánicas son buenas y entretenidas pero la historia se pierde por una narrativa mal llevada, lo que si he de destacar mucho es el desarrollo de La Hermandad y ese gran vínculo que se siente entre los 4 personajes principales.

Después de FF XV terminé Steins:Gate 0 pero reseñar una novela gráfica es imposible para mí, no me imagino tratando de escribirles del juego sin hablar de la historia pues la interfaz y mecánicas en el juego son bastante simples, literal es una novela. Pero es mi segundo Platino, pues el primero fue el de Steins;Gate, y la historia es magnífica en ambas entregas.


No podría ser la Amala sin narrarles un poco de mi vida que poco les importa y a manera de horrocrux dejo aquí un pequeño recuerdo de los años que pasan sin registro (Además que desde 2013 no escribo nada personal aquí y hay una laguna, dark story pues). Ya no estoy en la UNAM pues me salí hace casi 4 años pero igual el año pasado regrese a estudiar psicología en un sistema hibrido o ejecutivo, como le hacen llamar, y de 30 materias llevo 9 así que en 2 años estaré poniendo la foto aventando el birrete. Ya no estoy casado, lo que no sé es si les llegué a comentar que lo estaba, bueno ya va para 2 años de la separación y pues best wishes, el trabajo sigue siendo el mismo infierno pero me tengo que tronar un poco los dedos para en un futuro estar en clínica 10 o tener ya el diván, right? El viento negro aulló en mi familia después de 11 años y vaya experiencia; creo que estoy haciendo esto un poco dramático ¿O ustedes que dicen? Podría hacer una entrada personal e íntima de mi vida, no sé maybe, hay cosas que me gustaría escribir pero solo el tiempo lo dirá además con mi regreso a la escuela mi perspectiva cambio, ya ven que tardo en agarrarle la onda a esto del juego de la vida, y desde finales del año pasado he sido muy afortunado así que basta de lamentos.

Esta entrada quiero dedicarla a hacer un preview de The Legend of Zelda Breath of the Wild que ando jugando desde el lanzamiento y como siempre va un poco de back story para que la entiendan desde mi perspectiva. Si mal no recuerdo en este nuestro congal hice una reseña de Skyward Sword y Ocarina of Time, posteriores a esos he jugado Majora’s Mask y A Link Between Worlds ¿Podemos considerar a Hyrule Warriors en esta lista? Tengo más en la consola virtual y hasta Wind Waker en el WiiU pero no ha sido el momento aun de jugarlos.


De lo anterior considero a Majora’s como el que más me ha gustado por toda la historia, los sides y cosas que hacer aunque por cosas aún más subjetivas que mis reseñas tengo a Ocarina en un lugar muy especial. Si bien son pocos los que he jugado considero que son los suficientes como para que mi lado esnob salga y les escriba un poco de mi experiencia en esta nueva entrega.

Cada entrega de un nuevo Zelda es un abordaje totalmente diferente al reino de Hylure y nos es presentado de una forma totalmente nueva, es como si diferentes artistas trataran de retratar la misma obra y cada uno conservara su estilo, lo que nos daría un sinfín de representaciones de la misma obra y es así como considero cada entrega de Zelda.

Pero Breath of the Wild para mí ha resultado ser el Zelda menos Zelda que he jugado y a la vez mantiene tantos elementos de los juegos anteriores que resulta sorprendente, lo sé “¿¡Qué mierda dices Schala!?”, es una oposición difícil de entender pero tratare de explicarme.

La mano de Monolith Soft se siente desde el primer momento en el que se nos permite explorar el mapa, que es a los 5 minutos pues así sin más nos avientan a la aventura, ya que es basto y extenso y como en Mira y Bionis cada punto que vemos en el mapa lo podemos conquistar: esa montaña a lo lejos puede ser nuestra, llegaste a ver algo en las profundidades del bosque: encuentra la ruta, justo al centro de ese lago hay algo que llamo tu atención: busca un bote.


Pero la magia en BotW es que todo el mapa funciona como un organismo, a diferencia de los mapas previamente realizados por Monolith. ¿Necesitas usar el bote? Prueba usando una hoja Korok para hacer viento y que el barco pueda moverse, o tala un árbol y trata de subirte en el para ser arrastrado por la corriente.

Esto va aún más allá con grandes detalles, si los enemigos traen armas de madera podrás prenderlas con una flecha de fuego pero ¡cuidado! Porque si te alcanzan también empezaras a arder, algo que me encanto fue por ejemplo en una zona acuática si los enemigos traen armas de electricidad y vas nadando, las flechas al caer en el agua soltaran una descarga eléctrica a su alrededor y pese a no ser alcanzado por una flecha la descarga puede ser fatal.

Y es que todo en este nuevo Hyrule se siente conectado o que al hacer cierta acción puede repercutir de forma diferente según lo que hagamos. Incluso el clima tiene un papel importante, el frio y el calor afectaran por igual nuestra salud e incluso las tormentas eléctricas pueden ser fatales en caso de portar armas metálicas. Sé que en el juego hay más detalles de este tipo (¿Han visto volar a Link como Tao Pai Pai?) y varios no los he visto y están ahí para ser descubiertos, el sentimiento de exploración y descubrimiento siempre está en el juego pues no hay ni un tutorial que nos lo haga saber.


Para explorar el mundo bastara con nuestros pies pero igual hay posibilidad de andar a caballo y a diferencia de otras entregas nuestro fiel corcel (o avechucho) no será entregado por obra mágica sino que tendremos que buscarlo, llegar sigilosamente y posteriormente tratar de domarlo y registrarlo. Una vez hecho esto explorar Hyrule en busca de templos o los viejos y conocidos lugares de la saga será más fácil. ¿Templos? Sí y no en forma de fichas.

Desde A Link Between Worlds vimos que Nintendo quería romper con esta vieja fórmula de la secuencia de calabozos obteniendo el ítem adecuado para el siguiente calabozo; BotW manda al carajo a todo lo anterior y nos da un total control de nuestra aventura. Terminando el tutorial, no se asusten pues es explorar una gran área del mapa con barreras invisibles, las 4 habilidades principales nos serán entregadas y a partir de ahí se nos abre la totalidad del mapa para ser explorado. No hay una secuencia a seguir, los templos están esparcidos por todo el mapa y será nuestra decisión el cómo los visitemos.

También nos olvidaremos de que al final de ellos nos den un corazón pues por la cantidad que hay (72) se nos irán entregando orbes y al juntar 4 podremos catafixearlos ya sea por un nuevo corazón o un poco más de energía para andar corriendo, escalando, nadando y hasta atacando, pues la barra de energía (como la de Skyward Sword) se comparte para todas estas actividades.

Después de esta larga letanía supongo que suponen como es que estoy jugando el juego, ¿Correcto? Así es, no he hecho nada de historia y me he dedicado meramente a explorar y explorar y no me arrepiento de nada pues es lo magnifico del juego, comparando con amigos y seres queridos cada quien ha tomado una ruta diferente o prefiere hacer determinadas actividades. No hay una linealidad y BotW resulta ser una experiencia diferente en cada persona que lo juega.


Otra de mis paciones en el juego es andar pepenando los diversos ítems que hay: hongos, hierbas, frutas y cazar a la fauna: aves, peces, zorros (perdón) y diversos animales que proveen de recursos para sobrevivir. Sí, leyeron bien, sobrevivir. Olvídense de andar podando el pasto como locos en busca de rupias y corazones pues en el juego para recuperar salud será necesario comer y preparar alguna receta exótica que nos pueda dar algún estado agregado como más corazones, energía y resistencias y las rupias estarán esporádicamente en algún cofre o serán resultado de vender nuestras obras culinarias.

Hace falta algo y es el sistema de batalla, aunque eso suena muy a RPG; admito que mi destreza en los juegos de acción o básicamente cualquier cosa que no sea por turnos es casi nula y como en Mass Effect o Demon’s Souls estoy sufriendo bastante ya que en verdad se siente que hay una IA tratando de joderte. Hay que usar el sigilo y llegar por atrás, muy a la MGS, para evitar que los enemigos den aviso a los demás y generar un caos en batalla. En una ocasión recuerdo haber tirado una bomba solo para que un moblin me la regresara de un palazo y por mis malos reflejos terminé detonándola cerca de mí.

Además de que nuestras armas son desechables, después de varios ataques se romperán y no quedara de otra más que saquear las bases enemigas para obtener nuevo arsenal. En el juego hay una diversa variedad de armas como espadas, espadas de dos manos, hachas, bumerangs, lanzas y hasta varitas mágicas, cada una con un estilo diferente de juego (Muy a la MonHun)


Lo sé, pocos siguen hasta acá y los que siguen mis respetos. Tal vez he hecho ver al juego como una tortura sin fin (De cariño le digo Pequeño Boletaria) pero de verdad que el juego lo recompensa muy bien con la mera satisfacción de seguir avanzando y descubriendo.

El juego luce hermoso en las consolas de Nintendo e injusto seria compararlo con juegos de consolas mas poderosas, pero en la consola que corre se ve bastante bien y la exprime al máximo. El mapa esta repleto de vida y acción y hay bastantes detalles por todos lados, es de esos juegos que puedes detenerte y dar una vuelta de 360º con la cámara para poder ver todo y quedar maravillado. El juego no lleva a través de esta aventura con melodías muy sutiles, pero hermosas, que sonaran de vez en cuando; de hecho es mas frecuente estar rodeado por sonidos de la naturaleza: insectos, animales y tal vez un pequeño arroyo cercano.


Se que me falta mucho por cubrir pero a la vez me falta mucho por explorar en este enorme y aveces sobrecogedor juego, lo magnifico es que cada partida puede llegar a ser tan diferente y personal como uno quiera. Así que no esperen una pronta reseña pues a como van las cosas me tomaré mi tiempo para irlas haciendo, pero tenga por seguro que si la habrá.

¡Saludos y a seguir con la aventura!