8/2/18

Xenoblade Chronicles 2 (Review)


¡Qué tal mis estimados 2 lectores! ¿Cómo han estado? Como siempre pretextos me sobran muchos y excusas me van a faltar para explicar la inactividad, a la que ya los tengo acostumbrados, aquí en el blog. Ya saben que viene mi largo ranteo personal, si gustan pueden brincar esta parte y abajo les indicaré donde comienza la reseña.

Ah, a veces desearía poder partir el blog en dos y dejar ciertas cosas o asuntos por atender en sus entradas propias, pero creo que como gamers entenderán que a lo largo de un playthrough acontecen muchas cosas IRL que van de forma paralela y en lo personal me es imposible separar unas de otras. La última entrada que escribí aquí fue de Persona 5, desde Persona y hasta acá he jugado algunos juegos poco relevantes o bien que no sería capaz de dedicarles toda una entrada en forma, no porque sean malos pero pues saben que aquí en la Amala me gusta escribirles de largos y tediosos RPGs.

En este periodo los títulos que jugué y se me vienen a la mente son Severed y Axiom Verge los cuales están disponibles en otras consolas pero los disfruté en el Switch. El primero es de los creadores de Guacamelee!, un título que jugué hace un par de años y también lo disfruté como pocos, todo debido a la necesidad por un Metroidvania; Severed es un corto pero gran dungeon crawler con bonitas mecánicas y una historia realmente enternecedora. Por su parte Axiom Verge es probablemente el mejor Metroidvania de estos tiempos, y hasta la llegada de Bloodstained, al cual le invertí unas 12 horas dejando algunas cosillas pendientes pero realmente enviciante y recomendable.


Lo sé, lo sé, si están leyendo esto quieren saber de mi vida y sus vaivenes, ¿Correcto? Cerré el año, no sé como diantres la verdad. En la escuela ya voy en la materia 16 de 30 y no voy tan mal, creo llevar promedio de 9 y algo y ya están empezando las materias más pesadas de la carrera. El trabajo sigue siendo el mismo infierno la palanca para poder solventar este caro vicio de los vídeo juegos y pagar la escuela, he tenido compilaciones económicas (aunque la edición de 25 aniversario de Strange Journey y todos los productos de Xenoblade 2 parezcan decir lo contrario) pues mal invertí mi dinero y tuve una perdida fuerte, ahora toca realmente reducir los gastos al mínimo para poder desahogar la tarjeta; al menos ya conseguí buen asesor financiero y solo es cuestión de arriesgar un poco más para recuperar la perdida, espero.

En lo personal, oh rayos, leo mis entradas del pasado año y es inevitable que esta melancolía a la cual me he sometido en los últimos meses se maximice. Todo podría reducirlo en un "no sé que mierda pasó" y es que en verdad sigo sin entenderlo; bastantes monólogos he tenido conmigo mismo, platicas con la psicóloga (no a causa de esto, pero tal vez lo aderezó un poco) y con mis seres queridos y pues sigo sin saber. Platicas que no se tuvieron y cosas que no se aclararon podrían ser los factores que tal vez me mantienen así ¿Cómo? No sé, es difícil ponerlo en palabras pero creo que la palabra adecuada es intranquilo y esperanzado ¿A qué? Ni yo sé, todos requerimos de un oráculo y tal vez lo que busco es una resolución o redención.

En fin, ahí va la cosa, bastante accidentada y con altibajos, pero ahí va. Ahora sí vamos a entrar en materia, materia de vídeo juegos.

Aquí termina el drama y comienza la reseña.


Debo de confesar que esta reseña la he empezado a escribir aún sin acabar el juego, siendo hoy 9 de Enero llevo invertidas en este gran título exactas 172 horas. Saben que en este pequeño congal estoy acostumbrado a escribir las reseñas hasta que veo los créditos rodar en pantalla pero he decidido adelantar un poco escribiendo sobre los detalles más técnicos y ciertas impresiones de una vez y dejando la parte final para cuando concluya con este viaje por Alrest. No sé cuanto demoraré pero bien en mente tengo hacer absolutamente todo y estar en Alrest al menos por 300 horas.

El tema que hoy nos ocupa, como podrán imaginar, es un gran RPG para la joven y nueva consola de Nintendo: Xenoblade Chronincles 2. Aquí en la Amala pueden leer la reseña del primer título para Wii y en la página de Gus pueden leer la reseña de Xenoblade Chronicles X para WiiU, la cual por obra y azar del destino jamás les colgué a ustedes. Como prefacio saben que me declaro fan de esta saga, excluyendo a Xenogears y Xenosaga pues no he tenido la oportunidad de jugarlos.

Por su parte Xenoblade (Wii) nos ofrece un mundo enorme, un soundtrack que se queda en la memoria, un gameplay muy bien pulido y profundo pero en lo personal creo que en donde más brilla es en la historia. Hablando de X (WiiU) es probablemente la oveja negra o el menos querido de estos tres títulos, esto debido a que X apuntó muy grande con un mundo aún más basto y sobrecogedor, las mecánicas ofrecidas en Xenoblade (Wii) fueron pulidas, mejoradas y amalgamadas con muchas otras pero para muchos de donde el juego renqueó fue en el soundtrack y la historia. 


Siendo poco objetivo (¿Y cómo no? Esto es una reseña, recuerden) en lo personal el soundtrack me pareció a la par del original; me sería imposible decirles cual prefiero, los dos los escucho por igual y tienen temas bastante entrañables. La historia de X esta ausente la mayor parte del juego, sí, no lo puedo negar pero cuando llega, ya casi al final, es una experiencia como pocas y he de admitir que tal vez este alud de historia y revelaciones me impactó y gustó mucho más que en Xenoblade (Wii).

He de admitir que cuando se anunció Xenoblade Chronicles 2 para el Switch me emocioné como loco ya que tenia relativamente poco tiempo de haber acabado X y volver a pisar otro mundo creado por Takahashi generó en mi mucha expectativa; sus bastos mundos, sus personajes tan bien desarrollados y entrañables y esas historias tan bien desarrolladas y con tantos giros que lo mantienen a uno pegado no pudieron generar en mi más que pura expectativa.

De XC2 esperaba un mundo más basto que en X, pero mi sorpresa fue que el título regresa a un esquema más lineal como en el primero. Los beneficios que vienen con esto son que la historia se desarrolla de mejor manera pero de punto A a punto B, esto no es para quitar merito ni nada al gran trabajo que se ha hecho en el diseño de escenarios, solo que en lo personal quedé muy enamorado de ese open-world que representó Mira de X en su momento y volver a algo así de lineal fue algo que no comenzó por gustarme del todo.


Sabemos que el Switch no es la consola con mayor potencia gráfica del mercado, pero Monolith sabe aprovechar muy bien los recursos de las consolas de Nintendo con las que ha trabajado. Los escenarios en XC2 son sobrecogedores, gigantes escenarios repletos de detalles, climas, fauna y cosas por hacer. En Alrest, este es el nombre del mundo en el juego, no estaremos limitados solo a 2 gigantes sino que por explorar habrá más de los que podemos imaginar (Esto es un recurso literario para evitar spoilers y a causa de que todavía no acabo el juego) pero la pega aquí es que cada uno de los titanes no es tan grande como Bionis o Meconis.

Para alguien que no haya jugado los títulos previos puedo describir los escenarios como enormes y fácilmente se cansaran de estar explorando y descubriendo cada uno de sus detalles y secretos, y a los viejos veteranos les digo que cada uno de estos titanes representa una región de Bionis y Meconis, de hecho en una entrevista Takahasi afirmó que los mapas tanto de Xenoblade como de XC2 son similares en tamaño. Eso sí, el nivel de detalle es sorprendente, exprimen muy bien el potencial del Switch para llevarnos a mundos que nos dejan sin aliento. XC2 opta por un diseño gráfico más como en Xenoblade, más de anime o fantasía, se permite usar colores más vivos a diferencia de X en donde Mira era un mundo muy realista.

Para fortuna de todos a lo largo de estos titanes existen puntos para transportarnos rápidamente de un lugar a otro aunque explorar a pie estos escenarios forma parte de la gran experiencia de jugar este título además de que en cada mapa existen lugares secretos los cuales al descubrirlos nos irán acumulando un poco de experiencia adicional. 


Además no olvidemos que en cada titan existe una fauna, flora y recursos exclusivos los cuales podremos recolectar en diferentes puntos específicos; a diferencia de las dos entregas anteriores en donde había un montón de puntos de recolección esparcidos y de donde solo obteníamos un recurso, aquí los puntos son más reducidos pero de ellos obtendremos más recursos, además consideremos que se pueden emplear las habilidades pasivas de las Blades al momento de recolectar para obtener más recursos e incluso de rareza mayor. Mi gran queja en este punto: ¡Se eliminó la Collectopedia! En las entregas anteriores me vivía horas explorando y buscando cada uno de sus elementos pero en XC2 no hay nada como esto así que mis exploraciones han sido más reducidas o menos detalladas por lo mismo.

Otro punto que me gustaría destacar es que por fin hay una interacción con el mapa que va más allá de solo explorar ya que en XC2 podemos usar ciertas habilidades para hacer un largo salto y llegar a una zona antes inaccesible, hacer un puente de hielo para llegar a ese cofre que vemos a lo lejos o reparar una escalera para seguir ascendiendo en esa abandonada mina e incluso algunos climas harán accesibles ciertas zonas del mapa.

Por lo regular en cada titan existe un pueblo en donde haremos los menesteres que acatan a todo RPG: comprar armamento, forjar joyas, vender lo de nuestras recolecciones y conseguir misiones secundarias. Cada pueblo tiene una cultura muy particular que logra diferenciarlos unos de otros y añadido a esto esta todo el clima político y las misiones secundarias que sirven para enriquecer y hacer que el juego contenga un mundo bastante profundo y rico. Claro, podemos optar por irnos solo por la historia principal pero haciendo todo este contenido adicional nos daremos cuenta de que Alrest en verdad funciona y se siente como un gran organismo vivo.


Ahora cada que un NPC tenga algo nuevo que decirnos aparecerá en su burbuja de dialogo una estrella y si hay una nueva misión un icono estará presente en el mapa. Como en las entregas anteriores podremos ayudar al desarrollo de estos pueblos, aunque no presentaran cambios físicos como Colony 6 y New L.A. sí hay un beneficio pues los costos en todas las tiendas se abarataran. Para lograr que estas se desarrollen es un ciclo vicioso de comprar y vender en la diferentes tiendas para activar la economía y que resulte en un ganar ganar tanto para los pueblos como para nuestras compras.

Hoy es 22 de Enero y ya llevo 237 horas acumuladas, sé que me aproximo al final, pues estoy en el capítulo 9 y el juego consta de 10 pero me he puesto a hacer más misiones secundarias y perfeccionar todas mis Blades.

Para mi sorpresa ahora existen los Inn pero funcionan de forma muy diferente a lo habitual. Si morimos en el mapa o quedamos muy dañados de una batalla de forma habitual en la saga regresaremos al último "check point" y nuestra salud se irá recuperando paulatinamente; los Inn aquí funcionan principalmente para dos cosas: activar algunas misiones secundarias o las clásicas "Heart-to-heart" y para retribuir toda la experiencia que acumulamos de misiones secundarias o de nuestra exploración. 


Esta parte he de admitir que me gustó bastante, en parte porque me recuerda mucho a FFXV y aparte por que permite administrar la experiencia de mejor forma, esto por si no quieren llegar bastante pasados de nivel con algún jefe de la historia o por si quieren poner un poco más de reto. Sobre la dificultad no puedo hablar mucho pues por mi forma de jugar siempre llego con varios niveles de más en las batallas de la historia pero pueden esperar recorrer tranquilamente Alrest rodeados de monstruos de su nivel y otros más que los sobrepasan por mucho, sí, el usual gorila que en cuanto nos vea nos atacará siendo nosotros nivel 8 y él 90 en el primer mapa.

Eventualmente en la historia activaremos las misiones de mercenarios las cuales son exclusivas para las Blades (Lo sé, lo sé. En este punto ya se han de estar preguntando ¿Qué son las Blades de las que tanto hablas? Esperen un poco más, ya lo explicaré) y nos servirán para seguir acumulando más experiencia. Estas constan de enviar un grupo de Blades que tengan ciertas habilidades especificas para poderlas cumplir y estas Blades quedaran fuera de uso por determinado tiempo según la misión pero para agilizar un poco todas las misiones además de tener sus requerimientos forzosos tienen algunos adicionales y al complementarlos con otras Blades el tiempo de las misiones se reducirá.

El juego tiene muchas misiones secundarias, ahora tendremos una manera más gráfica y detallada de administrarlas, y a estas alturas llevo más de 100 que para el tiempo de juego son casi la mitad de las que hice en X. No me puedo quejar la verdad y ahora les explico porque; en el juego hay misiones de todo tipo: ir a recolectar recursos, encontrar a algún NPC perdido, matar cierta cantidad de monstruos o a uno en especifico; estas rayan en lo habitual pero enriquecen la cultura o historia de cada titan. 


Por otro lado cada Blade tiene un árbol de habilidades que para incrementarlo tendrá ciertos requerimientos: subir la afinidad con la Blade, matar a cierto número de enemigos, recolectar recursos o hacer cierta misión secundaria o "Heart-to-heart". Es por esto que no me quejo, sí, son menos misiones a comparación del colosal numero de X o el apabullante número que hice en Xenoblade, casi 300, pero se compensa el "bajo" numero de misiones secundarias con el árbol de las Blades y las misiones de mercenarios. 

Como podrán esperar no todas las misiones están disponibles desde un inicio pues varias se van desbloqueando conforme avanza la historia, al llegar a cierto lugar o bien dependen de una serie de eventos previos o completar misiones especificas para que se desbloqueen.

Hasta aquí ¿Cómo se han sentido? Les pido una disculpa, sé que me he extendido mucho y esto es la primera de tres partes que calculo escribiré en esta reseña. Vayan por un café, fumen un cigarro, estiren los brazos o si quieren vayan a mentarme la madre a Twitter si es que los he logrado mantener este tiempo entretenidos o aburridos. Prosigamos.


Creo  que arriba ya cubrí todo lo referente a las mecánicas del juego que no son batalla, podría extenderme aun más pero no los quiero perder así que entremos de lleno en las Blades. Podría definir a las Blades como Pokémon + Persona + BadRNG. Las Blades las conseguiremos de cristales en batalla, de cofres en el mapa o bien hay algunas exclusivas de la historia y otras que se desbloquean de alguna misión.

Primero están las Blades genéricas y que se generan de forma aleatoria: genero, elemento y arma, estas la verdad son las menos importantes y en mi caso solo sirven para mandar a hacerlas misiones de mercenarios, por las que sufriremos y que nos importan son 
el waifu material las Blades raras, pues sus estadísticas y diseño son bastante particulares además de que en batalla son mucho mejor que las genéricas.

Lo malo del sistema para obtener nuevas Blades es que es puro azar, no se ha descubierto un factor que tenga influencia directa sobre la frecuencia con la que salen y en lo personal de los miles de cristales que he abierto casi la totalidad de las raras me ha salido de cristales comunes, pese a haber abierto gran cantidad de raros e incluso legendarios. Esto es horrible y más si tienen TOC y les brinca el ojo al ver ese espacio vacío de una Blade rara en el compendio de las mismas, tengo fe de que al momento de terminar la reseña ya tendré todas, aunque el tiempo que me tome no quiero ni imaginarlo.


Ok, eso es lo malo pero ¿Por qué me rompo tanto la cabeza por las raras? Una palabra: KOS-MOS. Además de esa Blade y sin bromear, las raras tienen diseños muy bien hechos, entiendan antes que el juego esta más dirigido a la cultura amante del anime y las cosas de Japón, las proporciones carecen de lógica pero si les gusta esto no tendrán problema con el diseño de Blades. Dejando a un lado el eye-candy las Blade raras tienen habilidades especiales que serán bastante útiles tanto en batalla como en el mapa.

Si a esto le agregamos que cada una tiene uno o varios "Heart-to-heart" o bien nos desbloquean alguna misión que añade algo tanto a la historia, como al desarrollo de personajes y, sí a final de cuentas, al contenido que ofrece el juego esto se ha tornado bastante enviciante para mí. Las misiones secundarias son simples y un poco repetitivas pero las siento con bastante sentimiento, no nada más por agregar contenido a comparación de X, y las misiones de las Blades en verdad que agregan muchísima más historia y cada uno de estos eventos ha sido una montaña rusa de emociones, algunas me han hecho reír, otras llorar y otras sentir real empatía por las Blades y sus usuarios.

Hoy es 8 de Febrero y por fin he acabado el juego! Fueron aproximadamente 275 horas de juego y confieso que me quedaron algunas cosas pendientes por hacer, como perfeccionar 2 Blades y el uso de armas de mis personajes; en mi defensa diré que ya estaba literal en la entrada de la batalla final cuando me salió KOS-MOS y se puso bastante bueno. Dejaré estas cosas para el DLC que estará saliendo a lo largo del año porque sí, quería ya acabar el juego.


El sistema de batalla es bastante complicado, trataré de explicarlo de mejor forma pero siendo sincero les recomiendo dos cosas: presten extremada atención a los tutoriales y busquen por su cuenta una buena guía para dominarlo al cien.

Como les mencioné arriba en el mapa veremos a los enemigos y las batallas comenzaran por dos motivos: o nosotros las empezamos o los enemigos son agresivos y atacan al vernos. El juego se sigue basando en su sistema de “artes” que traducido al RPG coloquial no son más que magias o ataques y estas artes provienen directamente de las Blades. Cada Blade tiene 4 artes, pero estas no dependen directamente de la Blade en si sino del usuario o Driver.

Cada Driver puede usar cualquier Blade, aunque hay unas que son exclusivas de ciertos Drivers por obra del hilo argumental. Estas Blades tienen un arma especifica como hacha, espada, balón, martillo y etcétera y el Driver conforme vaya usando Blades del mismo tipo de arma ira subiendo su habilidad al ganar WP (Weapon Points). Invertiremos nuestros WP en subir el nivel de las artes para cada Driver según el tipo de arma y lo curioso aquí es que cada Driver tiene artes diferentes para las armas. Osea pues, una misma Blade puede usar artes diferentes, tanto de nivel como de efecto, según el Driver al que este acoplado y si a esto le agregamos que de 4 artes que tienen los usuarios por arma solo podremos utilizar 3 en batalla las posibilidades y personalización se multiplican exponencialmente.


¿Les puedo complicar esto un poco más?- Esto es por Blade, pero cada Driver puede usar hasta 3 Blades en batalla y cada una de ellas cumple una labor especifica: Atacante, defensor o curandero. Sí, además de checar que tipo de arma usan hay que ver que función cumplen pues como las artes llegan a diferir entre los Drivers un Blade curandero puede tener artes solo de ataque con cierto personaje impidiendo poderla explotar verdaderamente con el usuario.

Pero Juan ¿Por qué no cambias de Blade y listo? Así pones las Blades adecuadas con el Driver que de verdad pueda explotarlas.- Pues no!- Cada Blade estará ligada al usuario que la abrió, así que si nos sale una Blade de ataque con Nya, la healer por excelencia del juego, estaremos jodidos. No se preocupen, el juego no es tan cruel pues en el mismo hay ciertos ítem que permiten intercambiar Blades entre Drivers aunque son bastante escasos.

Ya les expliqué como funcionan las Blades, ahora vamos a su ejecución. En batalla nuestros Drivers tienen un ataque automático, y a diferencia de Xenoblade y X, que solo será empleado cuando nuestro personaje este en rango para golpear y sin moverse. Usando estos ataques automáticos se irán cargando nuestras artes y al usar el arte tocará de nuevo usar ataques automáticos u otra arte para comenzarla a llenarla de nuevo. Una gran acierto aquí es que cada arte esta ligada a un botón del control, incluso el cambio de Blades que esta restringido por tiempo esta asignado a un botón, así que todo esto se reduce a apretar A, B, X o Y de manera casi rítmica cuando nuestras artes estén cargadas.


Vaya Juan, esto sí que es elaborado, (Si han jugado algún MMORPG o MOBA es muy similar) no creo que pueda complicarse más.- A esta mecánica de artes hay que agregar que en el juego existen 8 elementos: Agua y fuego, hielo y viento, tierra y rayo, luz y oscuridad. En los pares así como los mencioné son complementarios pues agua vence a fuego y fuego a agua; cada Blade además de su arma y su función también tiene asignado un elemento.

Después de usar nuestras artes, además de estarlas cargando también estaremos llenando nuestra barra para nuestro ataque especial que tiene cierta afinidad elemental. Para sintetizar esto, para usar un especial será necesario usar ente 3 y 4 artes lo que será aproximado a usar 3 o 4 ataques automáticos por arte. Los ataques especiales, como podrán suponer, harán un daño mayor además de que son más vistosos y con estos podremos explotar las debilidades elementales de nuestros enemigos.

Creo que lo tengo! Suena bastante complicado pero todo es timing.- Si siguen en esto viene la ultima parte de esta explicación. Los especiales tienen 4 niveles y para usar el de nivel 4 tendremos que hacer todo el procedimiento de automático - arte - especial 4 veces. Suena complicado y tedioso, lo sé, pero el juego premia si se usa el arte en el momento adecuado, permitiendo cargar mas a prisa y hacerlo mucho más ágil, no se preocupen.


Después de esto vienen los combos, porque sí! Siempre hay algo más para hacer más elaborado y profundo el sistema de batalla. Los combos pueden ser de Blades o elementales o bien de Driver. Los combos elementales van de la mano del uso de los ataques especiales; una vez que usemos un ataque elemental en la parte superior de la pantalla aparecerá un pequeño árbol que nos indicará que ataque elemental debemos usar a continuación para seguir el combo.

Los combos van en 3 niveles y será necesario usar un ataque elemental de nivel 2 o mayor para continuar el combo y uno de nivel 3 o 4 para poder terminarlo. Las ramificaciones son muy variadas y al terminar un combo habrá un efecto adicional contra el enemigo. Otro acierto aquí es la inteligencia artificial del juego, si bien solo podemos usar un Driver en combate el juego se encarga de hacer el mismo ciclo que arriba les describía con nuestros otros 2 Drivers y ya solo dependerá de nosotros usar el especial de nuestros otros Drivers para seguir con el combo presionando ZR o ZL según sea el caso.

Los Driver Combo son mas sencillos pues algunas artes tienen ciertos efectos entre ellos los clásicos: Break, topple, launch y smash. Si seguimos esta secuencia al soltar Smash el enemigo nos soltara una buena cantidad de ítems sin necesidad de matarlo, excelente para estar farmeando ítems o dinero si nos quedamos cortos y no podemos concluirlo servirá para que el enemigo quede por un momento inutilizado y que la barra del Blade Combo gane más tiempo, por que no les mencioné eso, los combos tienen su tiempo para ejecutarse.


Creo que ya cubrí todo, me disculpo si lo han sentido muy pesado o confuso. Traté de ser lo más claro y simplificar todo pero leído puede complicarse más y en la practica realmente fluye de manera natural. Ahora sí, vamos ya por el final!

Llegar a hablarles de la historia es lo más difícil para mí en parte por que después de 6 cuartillas termino medio fastidiado y por otra es el tratar de condensar todo sin spoilers y plasmar esos sentimientos y emociones aquí sin hacer revelaciones.

Las historia en X2 comienzan con Rex un joven scavenger que vive en un titán y su vida gira en torno a recolectar materiales en los mares de nubes de Alrest; Gramps nos da la introducción al lore del juego, la vida de los titanes y el World Tree. Por azares del destino al entregar su ultima recolección Rex se une a un grupo que casualmente buscaba a un scavenger para cierta misión. En esta misión, que es básicamente ir a investigar un barco hundido, nos encontraremos con Pyra, una Blade que se encontraba sellada en este barco. 


Básicamente la historia es el arquetipo japonés “Chico conoce chica” pues después de su encuentro, Pyra casi casi nos encomienda la misión de llevarla al Eliseo para que pueda encontrarse con “El Arquitecto” ese ser que funge como dios en el mundo de Alrest y el cuál se encuentra en la sima del World Tree, un árbol enorme en el centro del mundo.

Durante esta misión iremos conociendo a personajes muy entrañables, realmente los pondría al nivel de Xenoblade, pues cada una de sus historias es muy memorable. Al principio todos parecen ser un cliché más, te estoy viendo a ti Zeke, que parecieran un cómic relief o algo similar pero para mi alivio todos rompen este esquema para convertirse en personajes bastante especiales.

Si bien la historia puede transcurrir como lo podrán suponer: Chico conoce chica, deciden ir a un lugar y salvar el mundo, todo el aderezo que hay en este camino es realmente sorprendente. El clima político, el trasfondo que hay pues existe una guerra entre los pobladores de los titanes ya que estos han comenzado a morir.


Además los antagonistas que al principio parecieran calcas de ciertos personajes, Sephiroth, empiezan a revelar sus planes de forma calmada, paulatina y no de golpe como el clásico malo malote que desde que lo conoces te dice qué hará. Ya avanzados en la historia llega un punto en donde te preguntas realmente qué es lo mejor para Alrest y logras si bien no empatizar al menos comprender su punto de vista.

Y creo que esto es lo que hace brillar, el juego empieza negro y blanco en cuanto a la historia pero conforme va avanzando el juego se va tornando más gris argumentalmente, explorando la relaciones entre los diversos pobladores de los titanes, existe un crecimiento en los mismos personajes y si bien no hay un cuestionamiento filosófico/moral como en un MegaTen si se trata de ahondar un poco en temas más existencialistas.

Pequeño spoiler (Lo siento, tengo que decirlo) Sí, hay conexión directa con Xenoblade, y si nos malviajamos un poco también la hay con Xenosaga, no solo por KOS-MOS.


La verdad quedaron algunas cosas por cubrir, en cuanto a el sistema de batalla (Aún hay más!) y más de la historia, pero lo del sistema de batalla lo dejaré ahí por la paz y lo de la historia solo se podrá discutir en unos cuantos meses cuando ya lo hayan acabado o bien al calor de unos alcoholes en un podcast. El juego me gusto muchísimo, tanto por la música, como por la historia y sus personajes. De verdad no siento que le haya hecho falta algo aunque para ser sincero el final no fue tan épico como lo esperaba. En parte por que me spoilerié gran parte y en parte también porque la ultima batalla me dejó mal sabor de boca, llegué 29 niveles arriba y no hubo un tema tan épico como paso con el tema de Zanza en el primero.

Espero no haberlos fastidiado mucho y que esta reseña haya sido de su agrado.

Me despido

“S”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario